¿CÓMO ELEGIR LA TROTADORA IDEAL?

1. ¿Cuáles son mis necesidades?

Lo primero que debemos hacer cuando deseemos adquirir una caminadora es conocer nuestras necesidades reales.

Es importante tener claro cuántas horas a la semana la vamos a usar, no es lo mismo una hora a la semana que usarla todos los días y por diferentes personas. Las caminadoras para el hogar suelen estar pensadas para uso de 7 y 15 horas a la semana. Si superamos las 20 horas semanales, posiblemente debemos incrementar nuestra inversión. Debemos buscar una trotadora resistente y con garantía, así conseguiremos un ciclo de vida mayor para el equipo que deseas tener en casa.

Por otro lado, es importante definir el peso y la complexión de las personas que van a usar la máquina. Todas las caminadoras están diseñadas para soportar un peso máximo de usuario, por las propias características de construcción y diseño.

2. Reconocer el espacio disponible

La mayoría de las caminadoras se encuentran en este rango de dimensiones 40-45 cm de ancho por 120 – 140 cm de largo. Por otro lado, las trotadoras más preparadas, enfocadas para entrenamientos avanzados y uso intensivo, superan los 50 cm de ancho (pudiendo llegar a 56 cm) y los 150 cm de largo.

Lógicamente, cuanto más grande sea la cinta, más espacio disponible necesitarás en la casa. La mayoría de las caminadoras se pueden plegar verticalmente, esto reduce considerablemente el espacio para que la podamos guardar. Además, la mayoría de ellas, disponen de ruedas de transporte para poder moverlas de un sitio a otro de la manera más cómoda posible.

  • 3. Peso máximo de usuario

La estructura de una caminadora y los componentes de la misma están diseñadas y fabricadas para soportar una tolerancia de carga. Si superamos esa tolerancia, acortaremos inevitablemente la vida útil de la máquina, porque generaremos desgastes e incluso roturas por sobrepasar los límites del diseño.

Las caminadoras domésticas suelen estar preparadas para aguantar un peso normal entre 90 y 120 kilos. Pero hay modelos que pueden aguantar los 150 kilos e incluso más.

Te recomendamos que elijas siempre una caminadora cuyo peso máximo de usuario te permita una tolerancia de al menos un 10% con respecto a tu peso. Por ejemplo, para una caminadora que soporta un peso de 120 kilos, nuestra recomendación es que el peso de usuario no supere los 108 kilos. Aunque la máquina está preparada para ese peso máximo e incluso algo más, cuanto más nos aproximemos, más forzado va a ser su funcionamiento.

4. La velocidad

La velocidad se suele ajustar de forma electrónica en la mayoría de las caminadoras, pulsando unos botones situados en la consola. Las caminadoras más sencillas, pensadas para entrenamiento ocasional, tienen un rango de velocidad entre 1 y 12 km/h. La gran mayoría de trotadoras pueden funcionar con velocidades entre 1 y 16 km/h. La mayoría de las personas caminamos a una velocidad de 4 – 5 km/h. Un corredor normal suele correr entre 8 y 12 km/h. Normalmente, nuestra recomendación es que adquieras una caminadora que pueda entregar algo más de velocidad de la que realmente necesitas, para que tengas un margen que te permita seguir mejorando en tus entrenamientos.

5. Consola o monitor

Una vez que tengamos claro todo lo anterior y hayamos definido un modelo o un equipo, podemos centrarnos en la consola. Desde el monitor, podemos controlar todas las funciones de la caminadora, en ella se puede apreciar los parámetros básicos del entrenamiento: la velocidad, la inclinación, el número de calorías consumidas, el tiempo empleado y el ritmo cardíaco.

Algunas tienen aspectos más complejos, como programas específicos de entrenamiento.

Aquí hay una marcada relación entre comodidades ofrecidas y precio de la caminadora. Los equipos más sencillos vienen equipados con una pantalla simple en la que podemos ver datos de nuestro entrenamiento y los más caros pueden llegar a traer pantallas TFT a color.

Nuestra recomendación es que procuremos adquirir un equipo con los programas y los perfiles que nos permitan cumplir nuestros objetivos de entrenamiento y que nos facilite el acceso a nuevos programas o rutinas para que podamos ir creciendo y ampliando nuestro nivel de exigencia.

6. Garantía

Cuando adquieras tu equipo, asegúrate que el vendedor o la marca te ofrezcan una garantía de compra. Y asegúrate que podrás encontrar piezas o refacciones si tuvieras algún problema con ella. Las caminadoras son equipos bastante sólidos y duraderos, pero como cualquier máquina equipada con partes móviles, pueden sufrir desgastes o roturas con el paso del tiempo y el uso.

Es importante por ello disponer de un servicio técnico de la marca a donde podamos acudir y que disponga de refacciones.  Los servicios técnicos de las marcas pueden dar consejos o realizar tareas de mantenimiento preventivo de este tipo de equipos, para tratar de alargar su vida útil y evitar la aparición de averías y problemas.

Te recomendamos que consultes claramente el tiempo de garantía, que al menos sea de 6 meses y que te asegures que la marca disponga de repuestos y servicio.

7. Envío y entrega

Si ya has decidido a comprar, solo falta hacer clic para que muy pronto llegue a tu casa.

Las caminadoras son equipos algo pesados, por lo que te recomendamos que la empresa tenga la opción de envío y armado a domicilio.

Ellos verificarán que todos los componentes y todas las partes estén bien, te dejará el equipo en perfectas condiciones y te proporcionará consejos para su mantenimiento.

¡Llegó tu momento! ¡¡Enciende tu caminadora y a correr!! dale clic al enlace para más información.

¡Entregas en menos de 48 𝐡𝐨𝐫𝐚𝐬 en todos nuestros equipos! 

Porque lo más importante es tu bienestar y salud a lado de 𝐇𝐨𝐦𝐞 𝐆𝐲𝐦 𝐏𝐞𝐫𝐮́. ‍‍⁣⁣

Whatsapp directo a un asesor

Nuestras redes

https://www.instagram.com/homegymperu1/ https://web.facebook.com/homefitnessperu/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *